Existen diferentes clases de protecciones en México que se rigen con base en la Ley de Instituciones de Seguros y Fianzas, por eso en Agencia Especializada en Seguros AES te contamos sobre ellas, para empezar, se dividen en tres clases: Vida, Accidentes y Enfermedades y Daños, de los cuales a su vez se derivan diversos tipos de pólizas.


                                                                         VIDA
Este tipo de pólizas son indemnizaciones que se dan a la familia del asegurado o beneficiarios en caso de que éste fallezca, quede inválido o por motivos de su jubilación. Siendo el requisito fundamental para que sean válidas que el contrato esté vigente.


PÓLIZA TEMPORAL: Se caracteriza porque el 100% de la suma asegurada es para el fallecimiento y su vigencia es por el tiempo específico que se contrató. Si el contratante llegara a fallecer durante este período, los beneficiarios reciben el monto acumulado, pero si sobrevive la institución no devuelve el dinero invertido.


ORDINARIO DE VIDA O VITALICIO: Esta cobertura dura toda la vida del contratante o asegurado. Entre sus beneficios principales destaca el pago por fallecimiento o por sobrevivencia, esto último en caso de que el asegurado cumpla los 99 años, entonces recibe toda la suma asegurada.


SEGURO DOTAL: Se caracteriza por tener dos funciones, la protección y el ahorro. Esta póliza se entiende como la combinación de la protección en caso de fallecimiento y de la cobertura de supervivencia, que es el monto que recibe el contratante en caso de no haber fallecido a cierta edad, el cual corresponde al total de la suma asegurada.


                                          GASTOS MÉDICOS Y ENFERMEDADES
Es un ramo del aseguramiento especializado en ofrecer coberturas para las enfermedades y lesiones inesperadas que puedan representar un bajo o alto riesgo para la salud de las personas. Las pólizas de este tipo son:


GASTOS MÉDICOS MAYORES: Cubre la lesión o incapacidad que afecte la integridad personal o la salud del asegurado ocasionada por un accidente o enfermedad. Esta protección ampara a los asegurados o a los beneficiarios con los gastos, en su mayoría, hospitalarios; apoya con atención médica, intervenciones quirúrgicas, medicamentos, análisis clínicos, rayos X etc., según lo que quede convenido en la póliza.


SALUD: Esta protección también popularmente conocida como gastos médicos menores tiene una cobertura más amplia que la de gastos mayores porque incluye la atención médica que va desde la medicina preventiva, la de primer contacto y la hospitalaria. Ampara en los gastos con especialistas, exámenes de laboratorio simples, medicamentos, servicios de tratamiento y emergencia. Generalmente están enfocados en la prevención y conservación de la salud.


                                                                DAÑOS
Se caracterizan por ser una protección para los bienes inmuebles del asegurado, puede ser una casa habitación, una empresa o un negocio pequeño. También contempla los objetos del interior de éstos, la pérdida de un rendimiento económico obtenido por una actividad concreta y la Responsabilidad Civil en que incurra el beneficiario en caso de daños no intencionales en las propiedades de un tercero, así como en el deterioro de su salud o muerte.


RESPONSABILIDAD CIVIL Y RIESGOS PROFESIONALES: Ampara con el pago de los perjuicios que ocasione el asegurado a personas e inmuebles derivados de un accidente como incendio, lesiones a personas a consecuencia del desarrollo de sus actividades comerciales o profesionales, o por el consumo o empleo de algún producto elaborado por la empresa a su cargo. Algunos ejemplos son: ejecución de obras, participación en ferias, derivados de las actividades de su personal y daños por el uso de equipo y maquinaria que emplee para sus tareas.


SEGUROS DE AUTO: Protege a un vehículo de cualquier siniestro que pudiera afectarlo y es un apoyo financiero para el conductor que previene un gasto imprevisto y elevado en su economía. Las coberturas más comunes de esta póliza son una indemnización por Robo Total del auto, Responsabilidad Civil por los daños ocasionados a terceros en sus bienes y personas, apoyo en el pago de los Gastos Médicos a Ocupantes del coche y Asistencia Legal.


PROTECCIÓN DE HOGAR: Es una póliza que ayuda a resguardar el inmueble de la casa habitación de siniestros inesperados y costosos, es decir es un apoyo que reduce los gastos a cubrir ocasionados por incendios, terremotos, inundación o robo. También protege las pertenencias del interior del hogar como muebles y accesorios. Este tipo de seguro la pueden contratar propietarios, arrendatarios y arrendadores.


                                                    ¿CÓMO ELEGIR UN SEGURO?
Para elegir una póliza es necesario comparar, así se puede encontrar la más económica y la que cuenta con mayores beneficios. Y aunque hacer un contraste entre los productos de las compañías de seguros pudiera parecer algo tardado y complicado, en la actualidad las nuevas tecnologías han facilitado a las personas la toma de una decisión importante como lo es encontrar una cobertura para proteger la vida de los seres queridos y el patrimonio.